Escuela de Padres

Archive for agosto 19th, 2012

Por Marisol Muñoz-Kiehne, PhD & Rona Renner, RN

¿Compiten sus niños por su atención? ¿Pelean por juguetes, o son amigos un minuto y enemigos el siguiente minuto? Todo el que tiene más de un niño, o quien tuvo hermanos en su niñez, conoce la rivalidad fraternal.

La mayoría de los expertos concuerdan que la raíz de la competencia entre hermanos es el deseo de tener el amor exclusivo de los padres. Cuando hay otros niños en la familia los niños sienten que éstos representan una amenaza a su bienestar.

Muchos padres de familia dicen a sus niños que “hay suficiente amor para todos,” pero los niños no piensan que es verdad.

Los conflictos son normales, especialmente cuando los hermanos tienen temperamentos e intereses diferentes. Los padres pueden tomar medidas para alentar a sus niños a que se lleven bien.

He aquí unas guías para reducir la competencia y el conflicto, y aumentar la cooperación y la conexión entre los hermanos.

Nuevo bebé en la familia:
• Asegúrense de que los niños mayores están con alguien quien les simpatice mientras la mamá está en el hospital.
• Cuando los niños vayan al hospital, la mamá debe tener los brazos desocupados (el bebé en manos de otros o en la cuna) para que pueda abrazarlos.
• Tengan regalos para los niños mayores, pues seguramente habrá regalos para el bebé.
• Acepten los sentimientos de los niños mayores acerca del bebé y de los cambios en el hogar. Demuéstrenles que son muy importante para ustedes.
• No presionen a los niños a que sean cariñosos con el bebé. Es mejor si esto sucede naturalmente y a su tiempo. Reconózcanlos cuando muestren afecto al bebé.

Tiempo individual con los padres:
• Una buena manera de disminuir la rivalidad entre hermanos es dedicarle tiempo especial a cada niño.
• Este tiempo no tiene que tomar todo el día, ni costar dinero.
• Dedicar unos 20-30 minutos de tiempo especial a cada niño varias veces por semana, en el cual se enfoca la atención total en el niño, siguiendo sus intereses y disfrutándolo.

Tiempo familiar:
• Cenen juntos como familia y compartan otras tradiciones familiares.
• Planifiquen juntas familiares regularmente, en las cuales se acuerdan las normas, tareas, y consecuencias, pues ayudan a los niños a valorar a todos los miembros de la familia.
• No esperen que los conflictos entre hermanos desaparezcan. Son parte normal del crecimiento. Sus niños están adquiriendo experiencia sobre la resolución de problemas, lo cual les servirá en sus relaciones con amistades y con otros en el futuro.
• Eviten las comparaciones. Acepten a cada niño totalmente por ser quien es.

Hagan su parte para que sus niños se traten con respeto. Los padres no pueden controlar sus relaciones, pero pueden guiarlos con amor.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 181 seguidores más

  • 1.091.102 visitas