Escuela de Padres

Primeros trabajos

Posted on: 29 noviembre, 2012

Incorporarse al mundo laboral, aunque sea temporalmente, es una forma de adquirir conocimiento y experiencias, contactar con otros compañeros, interiorizar lo que significa obedecer, asumir responsabilidades, despegarse de los padres, ganar en autonomía. Implica abrir vías en la orientación laboral y posibilidades para su integración.

Se puede trabajar a partir de los 16 años y, sin poner en riesgo el rendimiento escolar, debe poderse compatibilizar con las exigencias académicas y los ratos de ocio.

Es buena idea que el joven utilice su tiempo libre, especialmente en vacaciones para iniciar algún trabajo. Esa actividad le genera buenos hábitos.

Además facilita ganar dinero, valorarlo y administrarlo libremente. Es positivo tener dinero para su gastos: les dota de cierta independencia, hace sentir a los chicos que su vida privada y la relación con sus padres mejora (se modifica su posición), y ya no dependen completamente de ellos, aunque algunos padres los siguen tratando como si fueran niños, y son trabajadores “adultos” con su sueldo.

En los primeros trabajos los jóvenes dan clases, hacen de “canguros”, ayudan en pequeñas chapuzas o trabajan en verano como monitores; algunos incluso compatibilizan el estudio con un trabajo laboral normalizado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: