Escuela de Padres

Salir de noche

Posted on: 5 diciembre, 2012

Quedarse hasta altas horas de la noche viendo la tele, conversando por teléfono, chateando, jugando a un videojuego o leyendo… Conquistar la hora de acostarse es un paso a la adolescencia; la hora de regresar a casa cuando salen es otro escalafón en busca de su independencia.

Entre los 15 y los 24 años, los fines de semana principalmente, los jóvenes pasan gran parte de la noche hasta la madrugada tomando copas, hablando con amigos, bailando, conociendo gente nueva… Tiempos y actividades muy distintos a los del resto de la semana, en que su vida se centra prácticamente en estudiar o trabajar.

La noche es mágica porque se establecen más relaciones personales, se vive con más desinhibición, a lo que ayuda el alcohol o el consumo de otras sustancias de fácil accesibilidad; la música envuelve y no hay límites de adultos ni de tiempos.

La tendencia a salir ha crecido en los últimos años, al igual que se han alargado las horas de volver a casa. La época de vacaciones de verano o de Navidad suele ser otro marco temporal en el que los jóvenes salen más y llegan más tarde, al tener menos obligaciones y más tiempo de ocio, y en estos períodos los padres sienten que reducen sus argumentos al establecerles la hora de llegada, pues no pueden decirles «debes llegar a esta hora porque mañana tienes que levantarte para ir a trabajar o a estudiar».

La posición de los padres varía de unos a otros. Si bien algunos entienden que no es correcto que los adolescentes estén hasta altas horas por la calle, otros se cuestionan sobre la necesidad de correr riesgos.

La respuesta es bastante simple en la mayoría de los casos. Les dejan salir por no discutir, porque es «lo normal», «lo que hacen todos», «la forma de pasarlo bien».

La mayoría entiende que es una etapa que hay que pasar y pregunta poco. Y algunos no duermen durante todo el fin de semana, pues están pendientes del reloj hasta que los chicos vuelven a casa. En ocasiones los padres hacen de auténticos taxistas nocturnos: los llevan y los traen de vuelta a casa, pero muchas veces les compensa este papel por encima de estar esperándolos despiertos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

diciembre 2012
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 180 seguidores más

  • 1.073.441 visitas
A %d blogueros les gusta esto: