Escuela de Padres

Archive for agosto 16th, 2013

El estado depresivo después del parto lo padecen el 75% de las mujeres. Es una depresión ligera que tiene su pico al cuarto o quinto día tras el parto y desaparece espontáneamente hacia el décimo. Es de evolución positiva.

Los síntomas depresivos pueden aparecer también varios meses después del parto.

El momento más habitual es cuando la madre vuelve a casa, del hospital, donde ha sido servida y atendida de forma esmerada y de pronto debe ocuparse por completo del niño y de la atención de la casa.

Las madres pueden tener pensamientos conflictivos  sobre el hijo, sobre ellas mismas o sobre su pareja. La depresión posparto se caracteriza por el sentimiento de incapacidad para atender al hijo, los accesos de llanto irrefrenable, la astenia, la apatía profunda y ocasionalmente ideas de muerte.

Se suele agravar cuando la madre necesariamente debe abandonar la lactancia de pecho.

Mas del 10% de las mujeres primerizas son diagnosticadas de depresión posparto. La mujer debe hablar de cómo se siente con su pareja y con su médico, pedir ayuda a especialistas (psicólogos) y, si se le aconseja, seguir un tratamiento con antidepresivos. El pronóstico es muy favorable.

La madre ha de esforzarse por salir de casa, marcarse pequeños objetivos, no preocuparse por la cantidad de tareas que hay que realizar y contactar con grupos de madre-hijos de su localidad.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 180 seguidores más

  • 1.082.204 visitas