Escuela de Padres

Archive for septiembre 1st, 2013

Tener el sueño cambiado es una percepción equívoca de los adultos, pues los niños pequeños duermen a ratos durante todo el día. Por la noche es cuando los mayores necesitan descansar y se percatan de que el niño los despierta en varias ocasiones.

Ya sea por pequeños dolores, por el más generalizado trastorno del sueño (horarios) o por los miedos nocturnos (a la oscuridad, a las sombras…), este trastorno es el que más agota e irrita a los progenitores.

Los padres no han de claudicar ante ciertas conductas y hábitos establecidos.

Para evitar que ante determinadas situaciones la fatiga y la consiguiente carga de agresividad se apoderen de los padres, éstos habrán de turnarse en la atención al niño más pequeño. En ocasiones tendrán que solicitar la ayuda de algún familiar próximo para tomar «un respiro».


septiembre 2013
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 181 seguidores más

  • 1.091.097 visitas