Escuela de Padres

Archive for septiembre 24th, 2013

Para cualquier padre es importante que su hijo coma bien. Pero hay hijos, e incluso épocas, en las que comen menos. Por ejemplo, durante el período navideño, el niño puede estar más inapetente o sólo querer dulces. También en verano, el apetito del niño o la niña puede verse reducido debido al calor.

Aquí te daremos unas ideas y consejos para que tu hijo coma bien y la hora de la comida no sea un suplicio. Cuando un niño no come bien, lo primero que tenemos que hacer es intentar identificar la causa. El descenso del apetito puede suceder por varias causas, a veces es un intento de llamar la atención o en otras ocasiones puede estar enfermo.

Causas para que un niño coma mal

Es posible que el niño haya disminuido sus necesidades energéticas. Por ejemplo, a partir de los 12 meses y hasta los 5 años, el ritmo de crecimiento disminuye y sus necesidades también. En muchos casos, adaptar nuestras expectativas a la realidad es la mejor solución. Puede tratarse de una manera de llamar la atención.

Ya sabemos que un cambio de colegio o celos con un nuevo hermanito les trastoca. Es muy común que el niño se de cuenta de que “comer mal” es muy eficiente para captar atención paterna. Por último, el niño puede estar padeciendo algún tipo de patología sin que los padres lo sepan.

Cantidad de comida para el niño

Muchas veces tendemos a prepararle más cantidad de la que realmente necesita para su edad y peso. Esto hace que en la siguiente comida no tenga mucha hambre. Por ejemplo, si merendó mucho, luego no quiere cenar. Para controlar bien las cantidades, el primer paso es tener un horario estructurado, preferiblemente con cinco ingestas.

Controla el picoteo entre horas, sobre todo durante fiestas navideñas o períodos vacacionales, en los que es más fácil tener a mano snacks y dulces, y ajusta durante varios días las cantidades hasta que el niño se acabe todo sin problemas. Si tienes dudas sobre la cantidad, pregunta al pediatra para que te oriente.

Rutinas en la comida de los niños

Es importante que le ayudes a diferenciar la hora de la comida de otras actividades. Por ejemplo, evita que coma con la tele o jugando, pues se despistará, tardará mucho en comer, y acabará sin hambre.

La hora de la comida debe ser en un entorno agradable y tranquilo. Sobre todo no le castigues con comer fruta y verdura, pues puede acabar odiándolas.

Durante la Navidad, en muchas casas, los niños comen antes o en una mesa aparte para que los mayores puedan disfrutar de la comida. Sin embargo, un truco para niños que comen mal es sentarle en la mesa con los adultos y pueda disfrutar de la comida con la familia, animándole con lo bien que lo está haciendo.

Aprender a comer

A comer se aprende, con lo cual es normal que al principio haya alimentos que rechace. Al nacer tenemos mayor apetencia por los sabores dulces, por eso gustan mucho las chuches, chocolate…, etc. Ayúdale a descubrir, con paciencia, nuevos gustos y sabores.

Por último, fomenta que haga más ejercicio y que esté activo, ya que aumenta el apetito.

Leticia Dekock, Nutricionista


septiembre 2013
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 181 seguidores más

  • 1.091.101 visitas