Escuela de Padres

Archive for octubre 4th, 2013

Con el final del verano llega el momento de que niños y padres retomen las rutinas y la vuelta a la normalidad. Para los niños es el momento más importante del año: enfrentarse al nuevo curso escolar, lleno de nuevos retos, y para los padres un momento de preocupación por la seguridad de los niños en el centro escolar.

Golpes y caídas de los niños

Los niños sufren frecuentemente golpes y caídas, son las causas más habituales de traumatismos infantiles y pueden ocurrir en cualquier sitio.

Si el hogar o la calle son lugares donde pueden ocurrir accidentes, los padres deben extremar aún más las precauciones cuando los niños van a encontrarse en el colegio, donde realizarán numerosas actividades físicas y lúdicas con sus amigos y compañeros.

Por eso no debemos dejar nada al azar y asegurarnos de que están bien preparados para esta etapa y de que podrán realizar deportes, juegos etc. con seguridad y disfrutando al máximo de la etapa escolar.

La mochila del colegio para los niños

Para evitar que los niños queden sin protección, te recomendamos incluir un gel en la mochila de los niños. Con este gel, que se puede aplicar sobre el lugar donde el niño ha recibido un golpe, los niños estarán listos para afrontar los retos del colegio sin peligro.

En el colegio los niños no sólo atenderán a asignaturas como matemáticas, lengua o inglés, sino que cada vez juega un papel más importante la educación física. Moverse y realizar ejercicio es beneficioso para su salud y crecimiento, pero como sus habilidades no están completamente desarrolladas es inevitable que aumente el riesgo de caídas y golpes.

Además no podemos olvidar que durante el recreo o las actividades extraescolares los niños participarán en juegos y deportes como fútbol, baloncesto, carreras… actividades que para ellos son una diversión inagotable, pero también una fuente de posibles lesiones y golpes que debemos aliviar lo más rápidamente posible.

Los padres no tendrán que preocuparse por los posibles golpes y caídas que suelen sufrir los niños en el colegio. Su uso es muy sencillo y sentirán un alivio inmediato, este gel es un elemento muy útil a la hora de organizar la mochila del niño.

¿Cómo funciona?

El gel reconfortante posee las propiedades beneficiosas de tres plantas medicinales: árnica, harpagofito y matricaria marítima, que aportan frescor, suavidad y alivio a la piel del niño. 

Para usarlo sólo hay que frotar suavemente la zona de piel afectada que se desee aliviar, siempre que no se trate de heridas abiertas, y puede usarse tantas veces como sea necesario.

Cómo calmar un golpe de forma fácil y sin dolor

El miedo al dolor que produce curar un golpe suele asustar a los niños, que impiden a los padres que toquen la contusión para evitar sufrir más dolor. 

Con el gel este problema desaparece, ya que pueden ser ellos mismos quienes comprueben que no les hace ningún daño al aplicarlo sobre su piel.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 180 seguidores más

  • 1.082.193 visitas