Escuela de Padres

Vomita todo lo que come

Posted on: 4 agosto, 2015

¿Ha empezado a ocurrirle de repente? ¿Los vómitos son “en escopeta” justo tras la toma? Puede que tu hijo sufra estenosis hipertrofia de piloto, un problema que exige una visita urgente al médico.

Tu bebé lleva ya dos o tres semanas en casa, come bien y gana peso y tú te sientes mucho más segura a la hora de cuidarlo. Pero de pronto, surge una dificultad: el niño empieza a vomitar después de cada toma, lo hace “en escopeta” (es decir, de golpe y en gran cantidad) y expulsa todo lo que ha comido, quizá acompañado de algo de mucosidad.

No te agobies: lo que le ocurre a tu hijo no es tan infrecuente. Se llama estenosis hipertrófica de piloto, lo que significa que esta zona del estómago, la que lo separa del intestino, es más estrecha de lo normal e impide el paso de los alimentos.

Por qué le sucede

No te culpabilices, no se debe a que estés cuidando mal a tu bebé. En realidad el origen de este problema es congénito y si los vómitos no han aparecido hasta ahora, dos o tres semanas después del nacimiento, es porque el píloro se ha ido estrechando progresivamente. Eso sí que sea congénito no debe impedir que te pongas en marcha ya para solucionarlo. Piensa que si tu hijo pasa tiempo sin tolerar ningún alimento, corre un riesgo importante de sufrir deshidratación y desnutrición. Así que llévale a urgencias para que allí le hagan las pruebas oportunas y determinen si tu pequeño padece estenosis de píloro.

¿Cómo se corrige?

Incluso en el caso de que sea así, no te dejes vencer por el desánimo. Este problema se soluciona mediante una sencilla operación quirúrgica que corrige casi el cien por cien de los casos. La intervención dura una hora, exige anestesia general y seguramente el bebé deberá permanecer hospitalizado unos días. Después todo volverá a la normalidad y tu peque empezará a comer sin problemas, lo que hará que olvides los momentos de preocupación.

Pruebas necesarias

Cuando lleves a tu bebé a urgencias, el médico le hará varios chequeos:

  • Palpará su abdomen: en ocasiones aparece un bulto en la zona.
  • Comprobará su aspectos: si tu hijo sufre estenosis de piloto, estará pálido, llorará mucho y su piel tendrá aspecto seco y descarado.
  • Realizará un contraste (le dará una sustancia para ver si pasa al intestino o no), una radiografía, una erogaría y un análisis de sangre.

Carlota Vallejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: