Escuela de Padres

Archive for septiembre 1st, 2015

Lo ideal es comenzar poco a poco, e ir incorporando actividades cotidianas a la vida familiar. Retomar horarios de sueño y de alimentación, en lo posible, varios días antes de regresar a las actividades diarias.

Estamos habituados a lo que hacemos frecuentemente y tenemos variados estímulos por repetición que se extienden en el tiempo, por eso el problema está en que cuando salimos a vacaciones, cambiamos esas rutinas y nos deshabituamos a eso que hacemos, por lo que retomar cuesta y puede llevar a las personas a no responder adecuadamente.

Los expertos sostienen que el cansancio y el agotamiento se reflejan en la parte de los hombros, en la expresión facial y en el sistema muscular, por lo que es recomendable hacer ejercicios de relajación, o anexar una actividad lúdica o deportiva, que puede no ser solo en época de vacaciones, sino para todo el año.

Es bueno también que antes de ingresar se organice una agenda de tareas y se prioricen no sólo las relacionadas con el trabajo sino las de familia, para empezar resolviendo asuntos y abriendo campo para nuevos desafíos.

Ayuda el identificar, al menos, una meta precisa a mediano o largo plazo; reanudar relaciones de amistad con personas del entorno; definir actividades agradables dentro del ambiente laboral y, al mismo tiempo, hablar de aquello que no nos gusta, y separar los tiempos de trabajo de los espacios personales. 


septiembre 2015
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 180 seguidores más

  • 1.082.212 visitas