Escuela de Padres

¿Qué es y para qué sirve el espacio de formación como padres y madres?

Posted on: 2 septiembre, 2015

1.1.- Necesidad de recibir una formación como madres/padres

¿Cuántas veces has oído las siguientes frases?

  • Ser madre(padre) es maravilloso.
  • Nadie nos ha enseñado a ser madre/padre… ¿Lo estaremos haciendo bien?
  • ¡No puedo con mis hijos! No sirvo como padre/madre.
  • No estoy preparado/a para ser padre/madre.

 

  1. Breve reseña histórica

La necesidad de aprender a ser padres no es nueva.

Siempre se ha echado mano de las experiencias de otros padres, de los consejos de los abuelos, de los dichos y refranes y hasta de los cuentos infantiles cuando los hijos nos “dan” algún problema.

Desde antiguo han sido padres y madres los que informándose y actuando han ido solucionando esos problemas: desde reducir la mortalidad infantil al enseñar a sus hijos hábitos alimenticios e higiénicos más saludables, hasta resolver problemas emocionales de los hijos al mejorar la comunicación padres-hijos o al ayudarles a valorarse positivamente.

La conveniencia de transmitir y poner en práctica todos los consejos que mejoran la vida familiar y benefician al desarrollo de los hijos, llevó, ya en 1815, a un grupo de madres a constituirse en la primera “Asociación de madres de familia”.

Otras fechas de interés:

  • Entre 1832 y 1840 comienzan a aparecer publicaciones centradas en la educación familiar.
  • En 1897 se celebra el primer “Congreso Nacional de Padres y Maestros” en Estados Unidos.
  • En 1928 se crea la que se considera la 1ª Escuela de Padres (Sra. Vérine).
  • Entre 1955 y 1959 se celebran congresos y se crean organismos a nivel internacional. Cabe destacar la (Federación Internacional de Escuelas de Padres –FIEP-) que colabora con la UNESCO, la ONU, y la UNICEF.
  • En 1973, en España se crea la Escuela de Padre ECCA, miembro activo de la FIEP.
  1. Indicadores actuales de la necesidad de una escuela de padres

Algunas características de la sociedad de nuestros días hacen más patente la necesidad de un aprendizaje como padres:

  • La confusión sobre los valores que deben predominar. Algunos describen a nuestra sociedad occidental, como hedonista, competitiva, consumista, individualista… y sin embargo muchos reconocen encarecidamente valores como la solidaridad, el ecologismo, la cooperación, la tolerancia…
  • La falta de tiempo para compartir con los hijos, que hace que la escuela sea en muchos casos su segundo hogar.
  • La influencia creciente de los medios de comunicación que interfieren en ocasiones con lo que los padres desean transmitir a sus hijos.
  • Las diferencias generacionales con los consiguientes problemas de comunicación entre padres e hijos.
  • La falta de dedicación o de conocimientos para mejorar como persona y ofrecer así a nuestros hijos un mejor modelo de conducta.

1.2.- ¿Qué es ser padre/madre?

Ser padre o madre es una tarea vital, un oficio para el que se necesita información y posibilidad de ponerla en práctica. Es una responsabilidad que asumimos y que nos ayuda a madurar, ya que nos permite revivir nuestro pasado familiar y, desde él, nos impulsa a mejorar para adaptarnos a las necesidades que tienen y que tendrán nuestros hijos en el futuro.

1.3.- Una propuesta de aprendizaje: espacios de formación de madres y padres.

¿Qué es?

Un espacio de formación de padres y madres es un lugar de encuentro para reflexionar en grupo sobre la tarea educativa que se realiza con los hijos/as.

¿Para qué sirve?

Sirve para reforzar el papel como educadores en la vida familiar y comunitaria.

Es útil en la práctica del día a día para ayudarnos a cambiar en lo que necesitemos y decidamos.

La familia es la única institución social que se da en todas las sociedades y culturas. Esto es debido a que cumple una serie de funciones necesarias y básicas para sus miembros.

La familia significa tanto para el individuo, que incluso una vez que alcanza la independencia y autonomía de su familia de origen, sigue necesitándola.

La familia es el entorno más importante donde se desarrollan los hijos/as y en el que nos realizamos como personas maduras y responsables.

Todos aprendemos en la vida familiar, por ello, considerar a la familia como escuela de hijos/as y de padres y madres.

Pero, ¿cómo se da este aprendizaje? En gran parte se lleva a cabo a través de actividades “rutinarias”, que realizamos los miembros de la familia. Gracias a ellas podemos organizar el día a día.

Es muy importante llevar una vida familiar ordenada. Son los padrse y madres los principales responsables de la planificación del a vida de los hijos/as.

Sin duda la vida familiar gira en torno a los hijos/as, por ello, actividades como: jugar, comer, ver la televisión o realizar los deberse ocupan un lugar destacado dentro de la vida familiar.

Mientras que para algunas familias estas actividades pueden resultar agobiantes, para otras pueden ser ocasiones agradables donde se comparten conocimientos, experiencias y afectos.

Cuando estamos insatisfechos con la relación que tenemos con nuestros/as hijos/as, con la educación que les estamos dando o con nuestra participación en la vida familiar, lo primero que debemos hacer es observar nuestra vida cotidiana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: