Escuela de Padres

Niños adictos a la tecnología

Posted on: 11 septiembre, 2015

¿Cómo puede saber si su hijo se extralimita con el uso de la tecnología? Lo primero es dar ejemplo, los ordenadores no son niñeras.

“Cambios de comportamiento, como pataletas repetitivas o episodios de agresividad e irritabilidad cuando se le restringe del uso de algún aparato tecnológico, no querer realizar quehaceres académicos, no salir a jugar con sus amigos (socializar) ni querer realizar actividades de primera necesidad, como dormir o comer, por preferir estar conectado al televisor, a la consola de videojuegos o al ordenador, son algunos de los síntomas de una posible adicción de los niños hacia la tecnología”, según afirmó Liliana Patricia Betancourt Mahecha, psiquiatra de niños y de adolescentes, coordinadora de salud mental del Instituto de Ortopedia Infantil Roosevelt.

Pero, ¿es acertado hablar de adicción o dependencia? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la adicción es una enfermedad física y psicoemocional que crea una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación”.

Según la doctora Betancourt, la edad preescolar es la que transcurre entre los 3 y 5 años, una etapa de aprendizaje y de formación de la personalidad del individuo. A partir de esto, si existe un manejo inadecuado de las tecnologías en los niños, se podrían generar comportamientos que con el tiempo se pueden convertir en adicción.

Rodrigo Riaño, psicólogo especialista en neurociencia, del Politécnico Grancolombiano, afirma que la primera infancia es un período sensible para el aprendizaje, ya que están abiertas las ventanas para que el niño desarrolle habilidades de lenguaje, atención, memoria, entre otras. Adicionalmente, es una etapa en donde el niño aprende gran parte de las pautas de conducta que guiarán su comportamiento para el resto de su vida.

En estos términos, si desde niño cree que los dispositivos tecnológicos son únicamente para entretenerse, y no lo ven como una herramienta de aprendizaje, se estará abriendo entonces una posibilidad para la adicción, puesto que la asociación entre el objeto y el placer que este produce en el cerebro son el fundamento de una dependencia.

¿Quiénes son responsables de esta situación?

Leonardo García, psicólogo especialista en psicología clínica de la Universidad El Bosque, afirma que los padres y/o cuidadores son los encargados de dar ciertos significados a los dispositivos y transmitirlo a sus hijos. Los cuidadores deben mostrar los dispositivos electrónicos como herramientas para facilitar procesos como el aprendizaje o como una de las opciones para el ocio, sin que esa sea la única.

“El problema es que los dispositivos electrónicos se han convertido en una extensión del tiempo de entretenimiento y ayudan a los padres y a cuidadores a continuar con sus actividades diarias, mientras su hijo permanece quieto y callado. La cuestión es que es una situación que podrá pasarles factura cuando el niño llegue a la etapa escolar y su posterior adolescencia”, aseguró Riaño. Actualmente, se considera que si bien el uso de dispositivos electrónicos facilita muchas tareas y activa diversas regiones del cerebro, la dedicación excesiva de tiempo a estos elementos disminuye el dedicado a otras actividades físicas y lúdicas, que favorecen procesos de memoria, atención, abstracción y socialización.

Sin embargo, no se deben satanizar los dispositivos electrónicos en el preescolar, puesto que estos niños son nativos digitales y en gran parte su vida está determinada por la tecnología, pero si es necesario un acompañamiento que ayude a construir un significado positivo alrededor de estos elementos.

Generación de “nativos digitales”

Nelson Cubides, consultor en tecnología educativa y escritor de libro Docentes e-competentes buenas prácticas educativas medidas por las Tic, afirma que quienes nacieron después de 1980 son llamados “nativos digitales”, es decir, una generación definida por su experiencia de crecer inmersos en una tecnología digital. Según datos de Unicef, “esta experiencia afecta su interacción con las tecnologías de la información y con la información misma, así como con el modo que tienen de relacionarse entre sí y con otras personas e instituciones”.

Según la doctora Betancourt, se puede prevenir manteniendo unas relaciones basadas en la comunicación, respeto, unión y apoyo entre todos los miembros de la familia; llevar a cabo pautas de crianza y normas no confusas y estables; promover y practicar una vida saludable, dando también a conocer posiciones claras con relación a este tipo de conductas adictivas; hacer una presentación sana y adecuada de la tecnología a los niños.

Una forma de prevenir oportunamente es que el niño navegue en la Red, siempre en compañía de un adulto y en un lugar visible; en lugar de mostrar al infante el último videojuego, se le puede enseñar sobre anatomía humana o cómo crear películas a través de las nuevas aplicaciones 3D.

Lo primero es que los adultos sean un modelo positivo para que tengan la autoridad suficiente a la hora de reprender a sus hijos. Es recurrente ver que los adultos perdieron contacto con los miembros de la familia.

Adicionalmente, es clave evaluar si los niños desde tan corta edad, deberían recibir obsequios tecnológicos. La decisión de si se compra o no debe tomarse de acuerdo con la edad del menor.

¿Qué hacer si mi hijo no suelta el aparato?

1.- Lo primero es que los padres dialoguen sobre cómo abordar el tema para no desautorizarse entre sí.

2.- Comunicar los pasos a seguir con los cuidadores.

3.- Hablar con el niño sobre los pros y los contras de los aparatos tecnológicos.

4.- Delimitar el tiempo de uso de la tecnología, respetando las actividades de su funcionamiento diario básico.

5.- Fomentar el uso de tecnologías en grupo y no de manera solitaria.

6.- Negociar el uso de tecnología con salidas y juego al aire libre. También, incluir y estimular la creación de juegos construidos o creados por sí mismos.

7.- Si no se obtienen cambios en el niño, buscar la ayuda de un experto en pautas de crianza y psicología infantil.

Tiempo de exposición

  • 0 a 3 años, puede estar expuesto a los aparatos 15 minutos diarios; con juegos simples o viendo programas acordes con su edad.
  • 3 a 7 años, pueden estar máximo 40 minutos al día con la tableta, el móvil o el ordenador. En este momento el padre es el dueño del aparato electrónico.
  • De 7 a 13 años, el aparato puede ser del niño, pero debe permanecer conectado máximo 90 minutos. La clave, más que controlar el tiempo, es mostrar nuevas utilidades. Está demostrado que la tecnología despierta interés de los niños hacia las diferentes asignaturas.

Otros síntomas de alerta

Aspectos que alertan son que los niños reduzcan la cantidad de sueño, se tornen agresivos, pasivos y/o violentos, disminuyan su actividad social, conocidos, familiares y otros cuidadores noten malestar en el niño cuando se le aleja de la tecnología y el infante pierda la noción del tiempo; es decir, generalmente, no se dan cuenta que permanecen “conectados” de dos a tres o más horas.

Se considera que hay adicción cuando hay presencia de un comportamiento incontenible, excesivo, no controlable, que tiene la capacidad de desplazar actividades básicas como son estudiar, trabajar, dormir, comer, interactuar con amigos, familia, y hacer deportes.

La tecnología es nociva cuando el niño no se despega de esta, se pone irritable y pierde el autocontrol.

Tatiana Quinchanegua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

septiembre 2015
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 175 seguidores más

  • 1.007.790 visitas
A %d blogueros les gusta esto: