Escuela de Padres

Los hijos y la toma de decisiones en la elección profesional

Posted on: 16 septiembre, 2015

Objetivo:

  • Concienciar a los padres de familia sobre la necesidad de una buena orientación, apoyada en la vocación, más que en una profesión.

Tiempo:

            60 minutos

Material:

  • Papel
  • Lápiz

Dinámica:

Escudo de armas personal

El orientador pide a los padres copiar este escudo en un papel. Cada participante contestará las siguientes preguntas a través de un dibujo, puede ser esquemático o simbólico.

  1. ¿Qué pasatiempos, deportes o actividades sociales disfruta?
  2. ¿Qué actividades le molesta realizar en el hogar o en el trabajo?
  3. ¿Cómo se siente en su profesión o en su trabajo?
  4. ¿Cómo nació su actitud vocacional?
  5. ¿Cuál es el mayor éxito laboral o profesional que recuerda?
  6. ¿Quiénes influyeron en la elección de su profesión o trabajo?

Formar grupos para compartir el contenido de los escudos.

Hacer una retroalimentación.

– ¿Cómo le pareció el ejercicio?

– ¿Qué descubrió en usted y en los otros?

Desarrollo del tema:

  1. Formar grupos de 6 personas.
  2. En cada grupo elegir un relator y un secretario.
  3. Entregar a cada grupo la fábula «Las decisiones del Señor Búho».
  4. Cada grupo lee el documento, analiza y responde los interrogantes planteados.

GRUPO:

Cada grupo expone sus conclusiones.

 

«Las decisiones del Señor Búho»:

El señor Búho tenía los ojos redondos y grandes como yemas de huevo. El señor Búho gozaba de fama de sabio entre la pajarería del bosque. No sabía hablar como los loros y las cotorras, pero resultaba, en cambio, mucho más serio. Se pasaba las noches encima de un árbol, con los ojos abiertos de par en par, escrutando las tinieblas.

Cuando la señora Búho puso el primer huevo, el papá Búho sentenció gravemente: «Tendremos un niño que será sabio como yo». El buhito, contra todos los pronósticos de su progenitor, resultó un pájaro triste y poco aficionado a la ciencia. Sus ojos eran también amarillos y grandes, pero, mientras los del señor Búho se mantenían alerta durante toda la noche, los suyos comenzaban a cargarse de sueño a la caída del sol.

«Un Búho jamás duerme en la noche». «¡Y qué quieres que haga si me caigo de sueño!» «¡Serás la vergüenza de la familia!» «Con duros esfuerzos me he hecho conocer y no estoy dispuesto a que me defraudes ante la opinión pública». El buhito fue enviado a un colegio de pájaros graduados, que era una especie de colegio de nobles en la organización escolar del bosque.

Un día el señor director se creyó en el deber de prevenir a papá Búho: «Mucho me temo que su vástago no pueda continuar los estudios. No muestra actitud para la ciencia. No le interesa la astronomía, ni la aritmética, ni el cálculo infinitesimal. «Sólo hay una cosa que le apasiona: silbar. ¿Y usted le ha oído? Es maravilloso. «Lo que ocurre es que usted es un inepto y mal pedagogo. Presentaré una denuncia. Mi hijo es un genio, como su madre y yo; y no estoy dispuesto a que se hagan recaer sobre su talento las deficiencias del sistema pedagógico de este centro».

Y el señor Búho, con los ojos más amarillos que nunca, se llevó el chico a casa. Pero en cuanto llegaron a la cima del árbol, le propinó una paliza descomunal. «¡A mí no me dejas en ridículo delante de nadie! Si no sacas la carrera por las buenas, la sacas por las malas, y de eso me encargo, ¡YO!»

El buhito recibió lecciones particulares; le examinaron la vista, le comprara gafas y siguió cayéndose de sueño a ponerse el sol. Y cuando el señor Búho iba a dormir, entonces el buhito se colocaba en lo más alto del árbol y comenzaba silbar… Y el bosque guardaba silencio y sE ponía de puntillas para escucharle.

1 .Escribir algunas frases corrientes que se emplean en la vida normal y que reflejan las actitudes descritas en la fábula.

  1. Formulen la moraleja de la fábula.
  2. ¿Hasta qué punto es conveniente que los padres puedan ejercer influencia en la decisión vocacional de los hijos?
  3. ¿Es bueno que existan tradiciones familiares en lo referente a la profesión de los hijos? ¿Por qué?
  4. ¿Qué actitud familiar adoptaríamos si un hijo nos expresa el deseo de seguir una vocación religiosa? ¿Respetamos con gusto su decisión? ¿Tratamos de desalentarlo?

 

IDEAS PARA COMPLEMENTAR EL TEMA:

La buena orientación que los padres den a sus hijos en k concerniente a su vida futura debe apoyarse en la vocación más que en la profesión. Se apoyará en la vocación si se atiende a los intereses profundos de la personalidad.

Con las siguientes preguntas los padres ayudarán a oriental una adecuada elección profesional para sus hijos:

– ¿Cuáles son tus intereses y tus gustos?

– ¿Qué es lo que más te ilusiona y te produce alegría?

– ¿Cuáles son tus cualidades intelectuales y sobre todo, las morales?

– ¿Cómo puedes realizarte y ser una persona feliz?

Centrarse menos en la PROFESIÓN, en los estímulos materiales y las ventajas superficiales de ésta. Preguntas como las siguientes se inclinan hacia una orientación más PROFESIONAL:

– ¿Dónde puedes ser más que los otros, tener dinero, poder, fama o influencia?

– ¿Dónde encontrarás mayores resultados con menor esfuerzo ?

La orientación profesional se centra en el trabajo. La VOCACIONAL en la persona.

La toma de decisiones es la opción o elección consciente y responsable de una acción entre varias alternativas. Es un proceso que requiere tiempo, porque implica análisis de información, limitaciones, presiones, ventajas, etc.

 

Aspectos importantes en la toma de decisión:

  1. Recopilación y organización de la información: La información debe abarcar todos los aspectos de la vida a tener en cuenta y por consiguiente, ajustarse a la realidad. La objetividad y la precisión se obtienen acudiendo a varias fuentes.

La clasificación de los datos agrupa la información personal (aptitudes, intereses, motivación) profesional (relacionada con las carreras) y social (necesidades de la comunidad, oportunidad de empleo).

  1. Análisis de la información: Este segundo paso permite la evaluación de las ventajas y desventajas que le muestran los datos obtenidos.
  2. Formulación de alternativas: No sólo se debe señalar una alternativa sino varias opciones. En la formulación de alternativas cabe destacar aquellas profesiones que contengan mayor número de ventajas, de acuerdo con las posibilidades de éxito.
  3. Selección de la alternativa-decisión: Realizado el análisis anterior, se opta por aquella que se considere la mejor alternativa y se plantean y desarrollan estrategias para su implementación.
  4. Evaluación de la decisión: Revisar periódicamente la decisión, haciendo los ajustes necesarios durante el proceso o en caso extremo, si se considera necesario, cancelar la decisión tomada y plantear una nueva.

Debemos tener muy presente que los padres de familia con sus comentarios y actitudes pueden facilitar o dificultar el proceso de elección profesional o laboral del hijo, porque siguen siendo para él una fuente importante de apoyo en los diferentes aspectos de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: