Escuela de Padres

¿Cómo guiar a un preadolescente?

Posted on: 9 octubre, 2015

Cuando los niños pasan a esta etapa, los padres son pieza fundamental para guiarlos y ayudarlos. Conviértase en su mejor amigo.

Algunos autores afirman que la preadolescencia comienza a los 10 años, otros a los 11.

Lo cierto es que esta es la etapa donde su autoestima está bastante construida, saben lo que les gusta y lo que no, conocen de reglas, se comparan, compiten y reconocen sus emociones.

Pero, ¿qué pasa con el niño que a los 8 años ayudaba con las tareas de la casa y hoy que tiene 11 no lo quiere hacer? Para la pediatra Carmen Escallón Góngora, de la Universidad de Cartagena, en esta etapa ya se comienza a comprender el consenso y el consentimiento mutuo. “Por eso, las conductas son de cooperación”. En su artículo, La disciplina humanizada en los adolescentes: una cara del amor, la pediatra detalla que el padre es la figura de autoridad que establece normas. “A pesar de que el adolescente todo el tiempo las cuestiona, son determinantes para ayudarle a crecer”.

Escallón Góngora también es terapeuta de familia y es fiel creyente de que se debe establecer disciplina desde que el niño nace hasta la adolescencia. “La disciplina se basa fundamentalmente en permitir que niños y adolescentes desarrollen sus mecanismos de autocontrol”. Disciplina equivale a enseñar, no a castigar y recalca: “Aprender a seguir las reglas mantiene al niño y al adolescente seguros, y les ayuda a mirar la diferencia entre lo que es correcto o incorrecto”.

El terapista Jeremy Fink subraya que el peor error de los padres en esta etapa es cambiar su estilo de crianza. “Hay padres que se vuelven amigos de sus hijos. Pero a veces, el preadolescente lo aprovecha y se convierte en el jefe de la familia. De igual forma, si el padre es autoritario y no respeta la individualidad del niño, promoverá emociones negativas”, señaló Fink. Por eso, hay que saber escoger las batallas, establecer límites.

¿Cómo disciplinarlos?

Estos son los 10 consejos de Escallón Góngora a la hora de poner una sanción a un hijo.

  1. En la pareja, establezcan un adecuado sistema de comunicación con el adolescente.
  2. Discutan las normas con su hijo.
  3. Ante el incumplimiento de una norma, sancionen en privado al chico con la medida acordada previamente.
  4. Ante el incumplimiento repetido de una norma, reflexionen acerca de la norma misma y su pertinencia.
  5. No lastimen a su hijo adolescente, no lo ridiculicen y no lo comparen.
  6. Sean flexibles y humanos con su hijo preadolescente.
  7. Sean consistentes en la disciplina con sus hijos.
  8. Nunca quiten una sanción o medida disciplinaria.
  9. Cuando se equivoquen como padres, pidan disculpas a sus hijos.
  10. Sean modelos de comportamiento positivo para sus hijos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: