Escuela de Padres

Cómo prepararte para la noche antes del primer día de clase

Posted on: 6 septiembre, 2016

Preparado o no, ya llega el primer día de clases. Planifícate con tiempo y prepara todo para que no entres en pánico y puedas relajarte, una noche antes del primer día de clases, y salgas por esa puerta a tiempo la mañana siguiente.

Pasos

1.- Escoge tu ropa la noche anterior o incluso antes. No lo hagas apresuradamente la misma mañana. Pídele ayuda a algún familiar si necesitas la aprobación o consejo sobre moda o para asegurarte de que tu ropa combina.

2.- Aunque uses uniforme, puedes imponer tu estilo usando un reloj bonito, unos pendientes lindos o un collar atractivo.

3.- Prepara tu mochila o cualquier otro elemento que tengas que llevar y déjalos en la puerta, de modo que puedas encontrarlos y agarrarlos rápidamente por la mañana.

4.- Come bien, pero no exageres. No bebas refrescos con cafeína, de lo contrario no podrás dormir.

5.- Haz un poco de ejercicios el día anterior, pero no demasiado tarde por la noche. Así aliviarás un poco el estrés y podrás dormir mejor.

6.- Decide qué desayuno tomarás la mañana siguiente y prepárate algo saludable que te deje satisfecho. Recuerda darte un tiempo en la mañana para desayunar. Tomar desayuno con calma también ayuda a ordenar tus pensamientos y a llegar a la escuela tranquilo y listo.

7.- Prepara tu almuerzo la noche anterior o deja todo listo para que los puedas meter rápidamente a tu lonchera.

8.- Llama a algún amigo con el que te encontrarás en la mañana y fija la hora y el lugar en donde se van a encontrar. Se pueden ver en la escuela o pueden caminar juntos hacia la escuela, si viven cerca.

9.- Asegúrate de dejar tu pasta dental, zapatos y todo en un lugar en donde puedas ubicarlos fácilmente. Ahórrate tú mismo el tener que correr a último minuto.

10.- Completa cualquier documento con anticipación, en caso de que tengas que dejarlo el primer día de clases.

11.- Pon tu despertador antes de ir a la cama. Tal vez tengas que colocar varias alarmas, en caso de que no te despiertes con la primera. Tal vez aún sigas acostumbrado al horario de verano en el que te levantabas tarde. Debes evitar quedarte dormido el primer día de clases, ya que podrías perderte horas de presentaciones importantes.

12.- Haz todas las preguntas que quieras antes de irte a dormir. Podrías preguntarle a tus padres, tutor o hermanos mayores que hayan asistido al grado que vas a empezar.

13.- Explora la escuela con anticipación. Si eres nuevo en la escuela, visítala antes de que comiencen las clases y fíjate en dónde están las cosas y qué tan lejos están. Si no tienes tiempo para hacerlo, no te preocupes; todos los demás también serán nuevos, así es que no habrá problema si haces preguntas, si te equivocas de aula, etc. en especial durante los primeros días.

14.- Descansa bien la noche anterior. Si lo necesitas, toma una infusión para dormir, ya que no querrás quedarte despierta pensando en todo lo que pasará.

15.- Escribe en tu diario si quieres para olvidar lo que va a pasar la mañana siguiente o si estás pensando en algo.

Consejos

• No te acuestes demasiado tarde, pero tampoco demasiado temprano como para quedarte acostado y preocupado por todo.

• No esperes hasta el último minuto, ya que lo lamentarás.

• Haz tu propia lista. Si hay cosas que sabes que quieres hacer, prepara una lista y marca cada cosa a medida que las vayas haciendo. Saber que tienes todo listo podría ayudarte a dormir.

• En caso de que no despiertes con el reloj despertador o si no tienes uno, asegúrate de que un familiar te despierte.

• Ten confianza.

• Empieza a levantarte de la cama un poco más temprano cada día una o dos semanas antes de que empiecen las clases. Será más fácil si no ves tu primer amanecer el primer día de clases, después de haberte despertado todo el verano a las 10:00 a.m.

• Trata de lucir lo mejor posible, así ganarás confianza.

Advertencias

• Haz lo que sea necesario para dormir bien en la noche. Marcará la diferencia en tu forma de enfrentar la mañana siguiente.

• No pongas tu despertador cerca de tu cama, sino lo bastante lejos como para que tengas que ponerte de pie y no llegues tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: