Escuela de Padres

20 maneras de decir: Te quiero

Posted on: 2 noviembre, 2016

 Cfr. Elena López. Rev. Hacer Familia.

EXISTEN MUCHAS MANERAS DE TRANSMITIR CARIÑO A NUESTROS HIJOS E HIJAS. DECIRLES “TE QUIERO”, POR EJEMPLO, ES UNA DE ELLAS. PERO NO LA ÚNICA. LOS ABRAZOS, LAS CARICIAS O NUESTRA ATENCIÓN INDIVIDUALIZADA TAMBIÉN SON IMPORTANTÍSIMOS A LA HORA DE REFORZAR SU PERSONALIDAD. EN NUESTRAS MANOS ESTÁ QUE SEAN PERSONAS CONFIADAS Y SEGURAS DE SÍ MISMAS EL DÍA DE MAÑANA.

Acurrucarse

Pasar un ratito acurrucados mientras leemos un cuento, o vemos una peli (si son más mayores) es una experiencia que seguro no olvidará nunca. Podemos proponer que elijan ellos. En el caso del cuento, es un buen sistema para que se vayan a la cama. Incluso desearán que le digamos “que es hora de irse a dormir”.

Achuchones

Aunque no haya un motivo concreto para hacerlo. A la salida del cole, por casa, en los columpios… Lo importante es que por el contacto físico perciba lo mucho que le quieres. En la adolescencia, no es tan sencillo, pero ¡ataca! Además, si sufre de timidez, gracias a tu iniciativa le costará menos ser afectuoso con otros.

“¿Me quieres?”

Aprovecha estas preguntas para explicarle lo mucho que significa para ti. No se trata de aburrirles con grandes disertaciones sino más bien contarles pequeñas anécdotas que le demuestren lo que le quieres. (Con cuánta ilusión esperabais su nacimiento, la cara que pusisteis cuando le viste por primera vez…) Estas historias serán vehículo perfecto para transmitirle todo el afecto que necesita.

Un secreto…

… y cuando tengas a mano su oreja susúrrale eres el niño (niña, chico…) de __ años que más quiero del mundo. Pero ¡ojo! es nuestro secreto y no se lo puedes contar a nadie. Así, no sólo estará feliz porque le cuentas cosas maravillosas al oído, sino que se creará una complicidad entre ambos que será realmente beneficiosa para vuestra relación.

Juega

El Juego es una buena forma de expresarle nuestros sentimientos. A lo que sea… Lo importante es que paséis un tiempo juntos. Así, además de enseñarle a jugar y a respetar las reglas podrás transmitirle todo tu cariño mientras te dejas “pillar” o le encuentras después de buscarle durante un ratito, o reconoces que en esto te supera porque con los mayores, también. Una buena partida al Uno o la consola, no tiene precio.

 

¡No faltes!

A sus acontecimientos. Es más, procura llegar pronto y ¡en primera fila con cámara incluida! Sentirá que en ese momento no hay nada más importante para ti que su persona. Luego, podéis utilizar las fotos para hacer un álbum entre los dos. Así podréis comentarlo y recordar esa fecha tan especial siempre que lo deseéis. Y, si los mayores rezongan, ni caso. En el fondo lo agradecen.

El paño de lágrimas

Es en los malos momentos cuando más necesita de tu cariño. Si está triste, pregúntale qué pasa y ofrécele toda tu ternura. Quizá sólo es una simple discusión. No le quites importancia. Ofrécele todo tu apoyo y anímale a solucionar la situación. Y si no quiere contártelo, no te agobies. Mírale a los ojos y dile: estoy aquí para lo que necesite. Siempre. Lo sabes ¿verdad?

Una tarde en la cocina

Puede ser una buena excusa. Hacer una tarta juntos o preparar su cena preferida con su ayuda, le harán sentir útil y querido. Además, qué mejor lugar que los fogones y la cocina para compartir interesantes secretillos. Aprovecha la situación y establece las bases de una buena comunicación.

El arca del tesoro

Enséñale donde guardas las cosas o dibujos que te regaló. Le llenará de orgullo y alegría. Sobre todo si al enseñárselo le vamos contando pequeñas anécdotas de aquella época: Cómo esperabas con ilusión que llegase tu Día para recibir su regalo, lo que dijeron los demás… Así comprenderá lo importante que es en tu vida.

 

Al enemigo… desprevenido

Si os cruzáis u os encontráis por la casa, pégale un abrazo y un beso diciéndole algo como “¡pero qué cosa más guapa, madre!” puede obrar auténticos milagros en los pequeños y “sana protesta” en los mayores. Igual nos sorprenden a nosotros con algo parecido cuando menos nos lo esperemos.

Una galería

Organiza una galería de fotos en algún lugar de la casa con las que vaya teniendo cada curso. Así, los invitados podrán verlo y hacer comentarios. ¡No hay nada que más les guste que sentirse importantes, aunque sólo sea durante unos minutos!

Crear “ambiente”

Procura crear en casa un ambiente de ternura generalizado. Que sientan que su familia se quiere es tan importante como que les digamos lo mucho que nos importan. Si observa cómo nosotros nos decimos palabras cariñosas a diario y nos apoyamos mutuamente, no dudará en entrar en el juego participando activamente y manifestando con total libertad sus sentimientos hacia nosotros.

Aprovecha los días más largos

Cuando las tardes son más largas, iros a pasear. Este puede ser un rato para charlar sobre “las cosas importantes de la vida” (sus amigos, sus juegos, sus sentimientos…) Son cosas que dejan su poso. Hacer recados, ir de compras…

Perdón Público

Las discusiones familiares son algo normal. Si oye pelear, que también vea cómo os pedís perdón. Así, no se sentirá angustiado pensando que ya no os queréis o, lo que es peor, que es culpable de la tensión. Y aprenderá a pedirlo y a otorgarlo.

Mírale

Cuando te hable, deja lo que estés haciendo y mírale a los ojos. Mantén una expresión que anime y respóndele con cariño. Esto, tan simple, le hará mucho bien: Sabrá que te importa, que sus cosas están muy por encima de cualquier tarea o la tele. Es protagonista, tu principal prioridad en este mundo.

A reírse juntos

Cualquier excusa puede ser buena: Un chiste, unas cosquillas… Necesitan reírse para expresar su felicidad, pero también necesitan ver cómo en su casa habitualmente os reís. Para ellos es sinónimo de equilibrio, amor y estabilidad.

Aplaude y aclama

Cuando te diga “mira qué he hecho”, míralo. Aplaude y aclama: “buen trabajo”. Igual sólo es un monigote de plastilina, pero sentirá que estamos orgullosos de su ingenio y aumentará su seguridad. Y no dudará en seguir hacia delante con gran aplomo: Al fin y al cabo, tú ¿no piensas que es una persona maravillosa?

Déjale al margen

No le inmiscuyas en tus preocupaciones. No puede ayudarte y lo único que se provoca es que sufra. Si los problemas económicos, personales o del trabajo te agobian, procura aparcarlos en un rincón de tu cabeza. Un rato en su compañía leyendo “Caperucita” o cantando por enésima vez puede que hasta te venga bien.

Con un poco de azúcar

Todos pasan por malos momentos. Una pelea o un mal día en el cole… El mejor bálsamo es la sonrisa de mamá o papá. No se trata de que le quitemos importancia a su “gran dilema” sino de que le ofrezcamos la tranquilidad suficiente. Le ayudemos a relajarse. Mañana no se acordará de lo que le preocupaba, pero sí recordará siempre la paz que le transmitimos ese día cuando tanto lo necesitaba.

Dale su tiempo

Lo que más aprecia un hijo o hija es la atención “exclusiva”. Si le dedicas cada día un momento sólo para él y sabe que es sólo suyo, se sentirá en el cielo. Es muy importante cuando hay hermanos. Favorece la convivencia y reduce los celos. Intenta organizarte de forma que hagas algo al día sólo con cada uno… y si no, de vez en cuando.

PARA PENSAR

En la infancia y la adolescencia es muy importante sentirse queridos. ¡Bueno! En la infancia, en la adolescencia y en todas las edades… Así que en la medida en que les mostremos el afecto, les acostumbraremos a expresarlo.. ¡ y a nosotros también nos vendrá bien!

Pero, para que la cosa no quede sólo en buenos propósitos, podemos intentar realizar un pequeño “autoexamen” cada noche. Así, podemos descubrir cuántas veces a lo largo del día hemos “ejercido” el cariño y el afecto.

Seguro que, a veces, nos sorprenderemos a nosotros mismos al contar siete, ocho veces. ¡Nos ponemos un notable!

Otras igual no llegamos al “suficiente”. Pues ya sabéis: ¡A recuperar!

Total, mucho no nos costará ¿A quién no le gusta un cariño?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: