Escuela de Padres

Archive for noviembre 9th, 2016

3. Recuerda que los desacuerdos son normales en toda relación.

En cualquier relación social, antes o después, aparece el desacuerdo. También en la familia.

Pero puedes convertir el desacuerdo en un factor educativo (lo que no significa necesariamente darle la razón al hijo) o en un conflicto de poderes.

Es sabido que:

  • Dos no se pegan si uno no quiere.

Del mismo modo que para que haya una guerra se necesitan dos contendientes, también se necesita más de un participante para que exista una pelea.

A veces los hijos necesitan encontrar un contrincante; les es más fácil justificar sus malos modos cuando también la otra persona se sale de sus casillas. No caigas en la trampa tú eres el adulto. Recuerda que se trata de educar, no de ganar peleas.

  • Tu hijo y tú tenéis derecho a los “malos días”. Y, sobre todo, tenéis derecho al perdón.

Porque, a pesar del esfuerzo por lograr una salida constructiva al desacuerdo, tropezaréis cada cierto tiempo…

A veces es vuestro hijo/a quien tiene una temporada especialmente nerviosa: unos exámenes, la frustración ocasionada por la pérdida de una amiga etc.; otras, somos nosotros quienes estamos tensos a causa del trabajo o de un dolor de cabeza…

Hay que reivindicar como un derecho, tanto para ellos como para nosotros, la posibilidad de esos días.

Pero hay que pedir perdón cuando ha pasado la tempestad y reconocer nuestro error, enseñándoles a hacer lo mismo.


noviembre 2016
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 175 seguidores más

  • 1.015.881 visitas