Escuela de Padres

Archive for febrero 8th, 2016

1.- Evitar la sobreprotección: Que los menores aprendan a enfrentar los problemas a partir de sus propias experiencias. Es positivo ayudarles a repasar sus materias, pero en ningún caso hacerles las tareas.

2.- Autoestima: Felicite al niño por haber terminado las tareas y demuéstrele que está orgulloso de él por su esfuerzo. Un niño tímido si se pone nervioso antes de una prueba, es bueno que alguno de los padres o incluso el profesor les diga que le va a ir bien porque ellos son capaces y estudiaron. Esa sencilla afirmación les da gran seguridad y confianza en sí mismo.

3.- Dar tranquilidad: Los papás deben estar disponibles para sus hijos, y éstos deben sentir su apoyo incondicional. Cuando los niños están bajo presión los padres deben hacerles sentir que los entienden. Una buena comunicación y el hacerles saber que no son los únicos que tienen problemas, los tranquiliza mucho.

4.- Manejar el stress: Los niños aprenden de cómo se comportan sus propios padres, por esta razón es bueno que se le de el ejemplo y en el caso de situaciones complejas los padres deben de demostrar que se pueden resolver los problemas, sin golpes ni gritos.

5.- Técnicas de relajación: Buscar un ambiente adecuado y sin ruidos propicio para crear situaciones en donde el niño puede desplegar su imaginación y de ésta manera lograr relajarse.

6.- Alimentación adecuada: se debe evitar la comida chatarrra, la dieta debe de tener una cantidad adecuada de calorías para su edad y un balance entre carbohidratos, grasas y proteínas incorporando frutas y verduras.

7.- Actividades agradables: incentivarlo a que realice las actividades que más le gustan, para que le ayude efectivamente a reducir el stress.

8.- Horarios claros: es necesario realizar un “rayado de cancha” al niño, es decir establecer los límites y mantener una rutina es fundamental para los casos de horarios de estudios, de comida, de juego, incluso de descanso. También es bueno elaborar padre e hijo en conjunto un calendario en donde se establezcan los horarios de realización de tareas y actividades escolares.

9.- Hábitos de estudio: los padres tienen el rol de asegurarles un lugar tranquilo de estudio, con buena iluminación, sin ruidos, tranquilo, sin televisión ni otro estímulo que los distraiga. Es importante que éste lugar sea siempre el mismo, para que el menor se acostumbre a él y no tenga constantemente elementos que llamen su atención.

10.- Facilitarles las tareas: es importantísimo que los padres se involucren en los estudios de los hijos, ayudándoles a que tengan los materiales para sus trabajos y tareas, y cuando estén más grandes facilitándoles para que se junten con otros compañeros y trabajen en grupo.

Virginia Maggi V.


febrero 2016
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29  

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 180 seguidores más

  • 1.081.982 visitas